martes, 27 de septiembre de 2011

Tiempo de crisantemos (capítulo I)


Ilustración de George Grosz 


Yo conocía la respuesta adecuada, pero aquél hombre enfierecido echaba espumarajos por su boca:

-¡Al carajo con las explicaciones! gritaba emborrachado de cólera.

De nada sirve un argumento cabal si tu prójimo tiene la mente sucia y el corazón lleno de ira. Y un revólver en la mano.

Probé con un golpe de efecto:

-Si me quitas de encima a esa tipa pelirroja, no tienes por qué matarme.

El hombre primitivo miró tres segundos el cañón de su Smith and Wesson y otros cuatro o cinco a mi entrecejo y escupió con gesto amostazado:

-¡Cuerpo de tal! ¿ estás dispuesto a hacerte rico de una puta vez por todas?

Ahora sí. Me tenía arrinconado contra las cuerdas. Lancé un gancho de izquierda a su mentón:

-¿Y tú, saco de mierda? ¿ quieres saber tú por qué no me caso yo con una gachí forrada de pasta?

9 comentarios:

  1. ooopssssssssss..rarito leerte así!!!
    me has desconcertado,qué bueno aún me desconcierto y m,e sorprendo..bueno vamos por más!!!
    besos de luz!!

    ResponderEliminar
  2. Bárbara, mil gracias...ya veremos si sale San Antón o la Purísima Concepción...
    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
  3. Con el poético y bellísimo título que le has puesto a esta nueva historia por entregas (que acabará siendo "instrumento de buen porte"), no puedo resistirme a embarcarme en sus ilustraciones, coloristas y lingüísticas, donde el rojo pelirrojo creo que va a ser el protagonista...

    Postrada a tus letras me tienes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. ¡Gracias Marisa! La verdad es que estoy escribiendo "sin trama y sin final", que diría Chejov...mejorando lo presente.
    Abrazo grato animo

    ResponderEliminar
  5. Manuel está primera entrada de post del primer capitulo:Tiempo de crisantemos... que he leído con gran sorpresa en tus letras, esta cañera... mis felicitaciones se puede llevar al cine tu historia.

    Esperando me tienes cuando gustes nuevos capítulos.

    Besos de MA para ti amigo, en esta noche otoñal.

    ResponderEliminar
  6. ¡Gracias MA! En esta noche inquieta...¡Sorpresa!
    Afecto

    ResponderEliminar
  7. ¡¡¡Impactante!!!
    Voy a por más
    Un beso

    ResponderEliminar

Pienso que l@s comentarist@s preferirán que corresponda a su gentileza dejando yo, a mi vez, huella escrita en sus blogs, antes bien que contestar en mi propio cuaderno. ¡A mandar!