viernes, 8 de julio de 2011

Relación de pareja


Una relación de pareja consiste, en esencia, en estar haciendo continuamente, 
ambas partes, cosas que no apetecen a uno de ellos y, en ocasiones, cosas que
realmente no son deseadas por ninguno de los dos.


(foto de arriba tomada por mí; abajo, "pareja haciendo el amor ruinas Berlín asediado artillería soviética" MIGUEL NAVIA El País)

26 comentarios:

  1. Las matemáticas en este caso no son tan exactas: el orden de factores sí altera el producto. Lo que describes no es una "relación de pareja" sino una "pareja de relación" (tediosa, caprichosa, interesada, conformista... -a gusto del consumidor- ).
    Una relación de pareja es...otra cosa, entre ruinas o cómodamente, pero (casi)siempre compartiendo lo apetecible y su bidireccionalidad.
    Otra cosa diferente es lo que tarda el reloj de arena en vaciarse.

    Mis besos veraniegos, querido Guillermo.

    ResponderEliminar
  2. bellas y profundas letras nos regalas Poeta, infinitas gracias por ellas, un besin de esta amiga admiradora.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena entrada, seguire visitandote, feliz finde, besos

    ResponderEliminar
  4. ¡Muchas gracias, querida Marisa! Has dado exactamente en la diana: "pareja de relación" o "de relaciones..." Eso es: conozco varias así, volcadas a lo exterior, a lo social, a lo accesorio...¡Gracias!

    ResponderEliminar
  5. ¡Gracias, niña Astur, Ozna querida! Voy haciendo lo que puedo y "sepo" Besos.

    ResponderEliminar
  6. Gracias a la mujer que escucha palabras ¡Es tan grata tu visita...! Besos de asueto.

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que conozco a parejas así, volcadas al qué diran los demás, a la imágen exterior.

    Besote

    ResponderEliminar
  8. Interesante tu entrada de hoy apreciado amigo Manuel.
    Es cierto que eso ocurre cuando pasa el amor y llega el desamor y quita la venda de los ojos y cuando eso sucede en la relación de pareja vienen los conflictos de pareja y se rompe la cuerda por no poder aguantar más uno de los dos.
    En vacaciones las parejas se tienen que aguantar más ,que cuando trabajan y pasan más tiempo juntos y eso a veces es mortal... y otras es genial depende de su relación.

    Besos de MA y feliz fin de semana para ti.

    ResponderEliminar
  9. Manuel, las convivencias no son fáciles y si no funciona la imaginación, todo se va al garate, aunque pueden seguir soportándose cada uno con su privacidad y dando libertad al otro.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. ¡Gracias Kamra! ¿verdad que sí? se nota mucho cuando se observa detenidamente...
    Besos y besos

    ResponderEliminar
  11. ¡Gracias querida MA! Dios da pañuelos a quien no tiene mocos...y viceversa,
    Besos de finde

    ResponderEliminar
  12. Yo discrepo (mira que es raro, jajaja), pero reconozco que soy una privilegiada en el amor (algo tenía que tener bueno, digo yo).

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Lo cierto, y a mi modesto entender; es que para consumar un acto, nos montamos una obra completa que siempre y por muy buena que sea ésta,llega aburrir (rara es la excepción).
    En fin, en mi caso y puede sonar egoísta reconozco que mis instintos son más de animal no racional.

    ResponderEliminar
  14. Veo una pareja de animales en cautividad que se han vuelto indiferentes y bostezan de aburrimiento.
    Con un poco de habilidad por ambas partes, los dos serán capaces de aceptar las complicaciones pasajeras como se acepta una tormenta de verano.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Qué buena la reflexión.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. ¡Gracias MarianGardi! Es evidente que pueden seguir "soportándose" pero...¿por qué? ¿en nombre de qué principios o intereses más o menos confesables?
    Besos

    ResponderEliminar
  17. ¡Gracias Piel! Me alegro de tu visita y comentario.
    Dos besos.

    ResponderEliminar
  18. ¡Gracias Loli! Se llama el "síndrome del oso panda"...Puede ser una tormenta de verano o el huracán Katrina
    Besos y besos

    ResponderEliminar
  19. ¡Gracias Ramón María! Animales, pero racionales. Históricamente, el matrimonio no se basaba en el amor, sino en los intereses patrimoniales o geopolíticos.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  20. ¡Gracias querida María! Tú estás llena de cosas buenas, pues tu misma esencia es buena.
    Besos y fuerza te envío...

    ResponderEliminar
  21. Esto se lo lei hoy a mi amiga y a mi novio...llegamos a una conclisión unánime: Es asi, sin dudas.
    Q triste!

    ResponderEliminar
  22. Aunque sea triste, es mejor ser consciente de ello y aceptarlo tal cual. Abrazo en volandas, para LA Lágrima filial...

    ResponderEliminar
  23. Hola,
    Con lo que dices me viene que solo queremos que el otro vea lo que quiere y ahí damos una imagen falsa de nosotros. Y todo ello como siempre en busca de lo mismo: del amor, de que nos quieran, de no saber decir que no y llega siempe a lo mismo la búsqueda del amor que al fin y al cabo es lo que todo el mundo busca. Yo me pregunto si realmente vale la pena demostrar al otro lo que en realidad no eres...
    Un saludo y gracias por visitar mi blog.

    ResponderEliminar
  24. ¡Bienvenida y agradecido,Jovita! Es como dices,con un añadido: la persona que dice "te quiero", oculta su intención. Debería decir "te quiero... cambiar" Abrazo

    ResponderEliminar

Pienso que l@s comentarist@s preferirán que corresponda a su gentileza dejando yo, a mi vez, huella escrita en sus blogs, antes bien que contestar en mi propio cuaderno. ¡A mandar!