jueves, 10 de mayo de 2012

Necrología prematura


Apreciadas e improbables lectoras:


Dado que no podré acompañaros en mi funeral civil, que no religioso, debéis saber que me propongo convocar un concursillo, reservado a mis lectoras más conspicuas, a fin de que sea redactado mi obituario.

El galardón para la necrología que resulte elegida por un jurado multidisciplinar e interclasista será el de su lectura por la propia autora, eso sí, cuando el que suscribe esté de cuerpo presente, no antes de haber partido de esta vida. Se admite el género lírico o elegíaco.

La nota necrológica que reseñe mi futuro, y ojalá muy lejano, fallecimiento, no debe ocultar mis rarezas ni flaquezas. Tampoco deseo ditirambos ni venganzas póstumas. Supongo que incluirá una breve referencia al personal universo de mi escritura. Y otra a mi gusto juanramoniano por la mujer.

Y nada más ¿De acuerdo? ¡No cotilleéis en demasía!

Vuestro,
Manuel Mª Torres Rojas

23 comentarios:

  1. Lo siento amigo, no cuente vd. conmigo, he de ser consecuente con mis huesos que irán a parar a cualquier dependencia de cualquier universidad de medicina, bien metiditos en formol para su posterior utilidad en la enseñanza.
    Es lo que tiene saberse insignificante, si, pero repito, al menos consecuente con dicha insignificancia. Bs.

    ResponderEliminar
  2. Ayy que te quiero,pero tu morbo me sacude!!!
    besos Manolito!!

    ResponderEliminar
  3. Tiene mucho morbo...estaré al tanto de esas necrológicas de tus lectoras más conspiscua...un saludo amigo.
    Pd: espero seguir leyendote un rato más.ya tendras tiempo de descansar.

    ResponderEliminar
  4. Tú, amigo Manuel, lo que pretendes es hacer una antología de los mejores obituarios de la poesía femenina, pues necrológicas y epitafiossobre ti sólo pueden escribirse en verso alado.
    Salud por mucho tiempo y que tarde en leerse el obituario ganador.
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
  5. Lo siento en el alma amigo Manuel de las Marías, a tu necrología Prematura no me apunto.
    Salud y a vivir 100 años más y yo que lo vea claro esta.
    Aunque estemos como momias jejee, lo mismo inventan la pastilla de la eterna juventud y a vivir jóvenes eternos.

    Un abrazo fraternal de MA.
    El blog de MA.

    ResponderEliminar
  6. Madre mía, Manuel, jaja se me ocurre pasar y leer a estas horas y mira lo que me encuentro, eso de la necrológica a mi no me da morbo, me da reparo, creo que de momento no seré yo quien escriba algo así. Eso sí, te deseo salud por mucho tiempo, que aunque a veces me sorprendas, me gusta leerte.

    Un abrazo desde mi mar,

    ResponderEliminar
  7. Trabajare en un escrito de como te persivo ahora en estos momentos, por cada verdad que acierté te deleitare con una sonrisa,un día de estos, pienso que sabras que es dirigido a tú persona, también resulto un poco morbosa, imaginando como eres, saludos y no estés pensando fregaderas. María

    ResponderEliminar
  8. Retiro mi plan de hace un año: ataúd de madera de ébano con cojín de terciopelo rojo y el Réquiem de Mozart.
    Mi nueva propuesta es:

    Hoy en esta ciudad marinera con olor a salitre y a algas, con las gaviotas sobrevolando la playa y las barcas surcando las olas, tal como a él le gustaría, nos reunimos por última vez con Manuel María.
    Ha sido un gesto muy romántico que se haya ido de este mundo libre, consecuente y enloquecido por bellas mujeres y buenos vinos, aunque sus enemigos dicen que la causa de su muerte fue debido a la inhalación de humo procedente de haber quemado un volumen inédito titulado “animal hembra”, libro con el que el mundo hubiera quedado sorprendido a la vez que escandalizado por su sensualidad y su temática erótica y del que él no deseaba ni publicación ni éxito póstumo.
    Su amor por los animales también fue prueba de los buenos sentimientos de éste alma noble al que hoy despedimos con su barba de muchos días,sin afeitar, su rostro tostado, color del pan muy cocido y sus labios con una sonrisa triunfante y maliciosa.
    Y venimos, para terminar, a escuchar la sirena de un pesquero, los quejidos de las mujeres llorando como La Magdalena y los ladridos de Clarita.

    Todo un día para escribir esto. ¡qué horror! No creo que la lectura teatral de Zorrilla ante la tumba de Larra le costara tanto.

    Dios guarde a usted muchos años y yo que lo vea.

    ResponderEliminar
  9. Yo propongo el mutismo más absoluto. De este modo no podrás irte, ni siquiera dentro de mucho tiempo. El funeral de un escritor, sin palabras de por medio... ¡¿Qué género de funeral sería?! No, decidido: tú te quedas. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Me es imposible escribir sobre ese tema. No quiero pensar en esas cosas. Cuando llegue cada uno que haga lo que quiera.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  11. " Que escriba el poeta sus versos sobre la piedra para que no sean borrados por el tiempo...
    Que los escriba después sobre la arena, para que sean las rimas de los vientos.
    Ya poeta, eres tú
    sin tu desierto,
    con la gloria entre la luz.
    Poeta, ya no estás muerto."
    J.Martín de Castro.1980.
    Cementerio Civil de La Almudena, Madrid.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sigo pensando el mío... cuando salga, te lo mando... SALUD, mientras tanto !!!

      Eliminar
  12. Aquí va el mío:

    Vivió entre rarezas
    Tuvo muchas flaquezas
    ...No se atrevió a escribir su epitafio.

    Mientras tanto y por muchos años te envío BESICOS

    ResponderEliminar
  13. Un epitafio y cuanto más críptico mejor, de esa manera los que visiten la tumba vivirán en la ilusión de que te fuíste dejando un mensaje y en el futuro alguien escribirá sobre tí y tu misterio.
    Mi epitafio preferido es el atribuido a Schopenhauer: aquí ni siquiera se puede ser pesimista.
    Imposible mejorarlo.

    ResponderEliminar
  14. Epitafio para un poeta:

    "No le faltaron excusas
    para se noble y valiente .
    Supo vivir claramente.
    Amó a su amor y a las musas. "
    Es de Conrado Nalé Roxlo(Escritor uruguayo)

    ResponderEliminar
  15. Merecido homenaje hiciste a Carlos Fuentes en "América, América".
    Su obra se caracteriza por tener en cuenta la diversidad cultural : lo mestizo, lo indígena, lo español ,jerarquizando lo humano.Valioso.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  16. "Se quedó sin palabras
    pero nos las prestó
    para seguir viviendo en ellas"

    ResponderEliminar
  17. y ...en silencio!!!mucha bulla,no, no creo...el silencio habla,y cómo!
    un saludo
    lidia-la escriba

    ya le comenté blog actualizado

    ResponderEliminar
  18. Te lo dije con el viento, te lo dije en mis sueños y ahora, te lo digo con la palabra y el corazón, puedo escribirte mil cartas de amor o de llanto, puedo escribirte mil suspiros en el envés de las hojas, puedo escribir una sonrisa en la luz de tus mañanas, pero jamás... jamás mi niño Manuel, podría pintar un adiós a tu corazón grande y pajarero.

    ResponderEliminar
  19. Que nos adornes por muchos días y la necrología ya llegara..... Un beso

    ResponderEliminar
  20. Manuel María:
    Muy ocurrente y gracioso.
    Pues a la muerte propia hay que tomarla a broma, ya que no estaremos para llorarla.
    Un saludo vivaz.

    ResponderEliminar

Pienso que l@s comentarist@s preferirán que corresponda a su gentileza dejando yo, a mi vez, huella escrita en sus blogs, antes bien que contestar en mi propio cuaderno. ¡A mandar!